Jorge

02/08/2017 10:05 AM

En estos tiempos de inmediatez, brevedad, canutazos, 140 caracteres, viralidad, etc es cuando más hay que saber elegir las palabras, porque serán las que determinen que el mensaje que quieras transmitir llegue a donde quieres que llegue (o a donde no habías previsto que podía llegar)

Álvaro

12/06/2016 06:52 PM

Una vez más hay que darte la razón, me gusta mucho como piensas y la forma de expresarte, sigue así!!

YoKiN

12/06/2016 04:46 PM

La palabra es tan fuerte que es capaz de condenar a inocentes y liberar a culpables, tan poderosa de ocultar mentiras y de descubrir verdades... pero nada de esto tiene poder si no llega a la persona adecuada, si el receptor no quiere escuchar o si el emisor no se cree ni sus palabras. Tu responsabilidad es usarla con respeto cabeza.

Cinta

12/05/2016 01:55 PM

De acuerdo contigo, María. Increíble blog.

Alejandro

12/05/2016 01:17 PM

Tienes toda la razón, hay que tener mucho cuidado con las palabras, porque solo con una palabra puedes hundir a una persona o hacerla la más feliz del mundo, solo tienes que saber cuándo utilizarla y como.

María

12/05/2016 11:08 AM

Totalmente de acuerdo. Hay palabras que se deberían usar todos los días y varias veces además, como Gracias y Por favor, otras como te quiero o cuidate al menos una vez al día y si van a compañadas de un beso o de un abrazo... mejor¡¡.

00Manolo19

12/05/2016 11:07 AM

Estoy completamente de acuerdo. Y es que, las palabras, aun dichas para uno mismo, te pueden hacer sacar todo tu potencial o reducirte al mínimo. Y es que las palabras son la "realidad física" de la fuerza mental Enhorabuena por el blog, super diferente al resto y con temas muy variados e interesantes. Sigue así!!!! 💪🏼

Ana

12/05/2016 08:59 AM

Cuanta razón tienes, las palabras marcan nuestra vida. Importante usarlas , darles todo el sentido! Disfrutar de ellas, hacerlas nuestras, compartirlas con quienes son importantes para nosotros. Dar rienda suelta a nuestra imaginación a través de ellas, inventarlas! Como tener una palabra inventada con tu sobrina: ¡Figorietaa!, o que en tu familia tus niños sean “pulpitos”, y que cada vez que los llamas así en voz alta sea como un homenaje a alguien, ese “pulpo” que ya no está... Hace poco hice el camino de Santiago, saliendo de esa zona de confort de la que hablabas en otro post, y con la gente maravillosa que fui conociendo por el camino inventamos la palabra “palogrino”, a cada paso que dábamos a cada uno se le iba ocurriendo una función nueva a ese palo de peregrino, que no sólo iba a ayudar al caminar, sino servir de palo selfie, llevar un botón en el que al pulsarlo dijera “Buen camino” en varios idiomas, con gps y audioguía incorporada para no perderse en el camino y conocer toda su historia.... La palabra, poderosa herramienta al alcance de todos, ¡es cuestión de sacarle partido en nuestro día a día!

Jorge

12/05/2016 12:15 AM

Creo en el poder de las palabras, con ellas se demuestran miles de sentimientos que intentamos ocultar. Una misera palabra puede tener en ella miles de emociones, miles de sentimientos. Gracias a ellas nos diferenciamos de los demas, buen post y gran mensaje transmitido

Pablo Glez.

12/04/2016 10:10 PM

Súper interesante el tema :)

Pedro

12/04/2016 10:03 PM

Totalmente de acuerdo con el texto,las palabras tienen un poder abismal y tal y como dice la autora pueden dar lugar a los más variados sentimientos. Me encantó tanto el tema del artículo como el modo en que está redactado. PD :Espero que mis palabras tengan el "poder" que dices y te hagan sentir alegría y entusiasmo jajaja

Amalia Martínez

12/04/2016 08:09 PM

Ciertamente, si en ocasiones fuésemos consciente del efecto que unas palabras pueden causar, seguramente no las diríamos. Por otro lado, hay quienes bien lo saben y se convierten en auténticos manipuladores. Así que por lo cierto de lo que escribes, mucho cuidado siempre con "la palabra"

Rosario

12/04/2016 07:52 PM

María, cuánta razón tienes. A menudo parece como si los demás tuvieran la capacidad de leer nuestra mente, y así, omitimos decirles cosas que, seguramente, los harían felices. Qué poco trabajo cuesta decirle a una madre, o a un padre, que se ha llevado un buen rato en la cocina, lo rico que le ha salido hoy ese plato...incluso mejor que la última vez. O a una hija que nunca hace su cama (porque no se da cuenta, claro), dedicarle un gracias por haberse acordado hoy....

Diego

12/04/2016 07:43 PM

Parole, parole,parole...., María, busca esta canción italiana y escúchala.https://www.youtube.com/watch?v=bWuTaWmkxEg. Viene como anillo al dedo al tema que has incorporado a tu interesante blog. Si tuviéramos un manual para relacionarnos con los demás serían el corazón del mismo. La PNL (programación neurolingüistica) estudia el tema detalladamente. Cada post tuyo dá mucho de sí. Me gusta. Saludos

Pablo

12/04/2016 07:18 PM

Me encanta!!